LA FAMILIA TERESIANA EN EL MUNDO, Papa Francisco

Somos Familia Teresiana ¡Sostenerla y protegerla siempre!

images

En la fiesta de la Sagrada Familia, el Papa Francisco nos recuerda que “La familia es un tesoro precioso. Hay que sostenerla y protegerla siempre”. Palabras que nos mueven a recordar la bendición que tenemos al formar parte de una familia, donde los padres y hermanos, primos, tíos y abuelos… es decir, donde todos, a través de la convivencia, nos alimentamos unos a otros desde nuestra propia vida.

Quienes tenemos la fortuna de gozarnos en nuestra familia (a pesar de las diferencias normales del día a día), podemos dar fe de las palabras del Papa Francisco, sabedores de poseer un tesoro e invitados a protegerlo.

Ahora bien, recordemos que también formamos parte de la gran Familia Teresiana de Enrique de Ossó. Que también fuimos elegidos para vivir y alimentarnos desde el Carisma que Dios nos regala a través de Enrique y Teresa.

Si nos sabemos y situamos como parte de esta Familia Teresiana, también estamos invitados a “sostenerla y protegerla” desde nuestra propia realidad y capacidades, con una mirada contemplativa al mundo, que nace del reconocimiento de la presencia de Dios en nosotros y en lo más profundo de toda la realidad. (Familia Teresiana de Enrique de Ossó, marco de referencia común 2019)

La Familia Teresiana vive y se alimenta a partir de lo que cada uno de sus miembros aporta como apóstoles teresianos. Es también nuestro tesoro, nuestra herencia recibida que busca la transformación de la sociedad para dignificar a la persona y que nos debe llevar a “conocer y amar a Cristo, para hacerlo conocer y amar”.

Estamos a unas cuantas horas de iniciar una nueva década. Este 2020 llega en medio de una profunda crisis humana que nos genera dolor y desánimo. Pero nosotros, los Teresianos y Teresianas de todo el mundo, no podemos perder la esperanza, al contrario, “es tiempo de caminar”  y organizarnos para descubrir cómo y de qué manera necesitamos vivir para dar respuesta a los desafíos del mundo de hoy.

Por otro lado, habrá que preguntarnos de qué forma queremos seguir aportando  y dando vida a nuestra Familia Teresiana. Qué necesitamos modificar, renovar o seguir haciendo para que continúe creciendo y siendo espacio de encuentro.

El Papa Francisco nos invita también a “recuperar la comunicación en familia”. Cabe esta invitación de manera perfecta en este deseo de vivir comunicándonos a través de estos espacios y poder compartir vida desde nuestra experiencia Teresiana.

Busquemos pues, seguir trabajando juntos para lograr una Familia Teresiana más humanizadora. Con una actitud de empatía que no se quede solo en ponerse en los zapatos del otro, sino que también camine con ellos y recorra las sendas desde sus miedos, dolores y necesidades. Esa es la empatía Teresiana a la que nos invita Enrique cuando nos dice “Que nadie te gane en grandeza de corazón”.

Y si durante este nuevo año tenemos dudas del camino que Dios nos invita a recorrer, Teresa nos impulsa diciéndonos “Dejad hacer al Señor de la casa. Sabio es, poderoso es,  entiende lo que os conviene y lo que le conviene a Él también” (C 17,7)

Que nuestro deseo para este nuevo año, sea dar ese poquito que está en cada uno de nosotros, confiándonos como Familia “en la gran bondad de Dios que nunca deja de ayudar a quien por El se determina a dejarlo todo” (C 1, 2)

osso-reliev.-3jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s